cabecerapng

¿Qué es el estrés?

El estrés, es la respuesta del organismo ante una situación nueva, la cual exige que el individuo genere un sobreesfuerzo. En este proceso entran diferentes mecanismos de defensa para afrontar dicha situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.

El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, de hecho, sin estrés no podríamos vivir. Cuando esta respuesta natural aparece con frecuencia, se produce una sobrecarga de tensión que repercute en el organismo de nuestro perro y puede provocar la aparición de enfermedades y diversas anomalías.

¿En que afecta el estrés a nuestro perro?

Para empezar debemos de contar que cuanto más estresado esté, menores serán sus capacidades de aprendizaje y de comunicación. Además causa distintos efectos en el organismo de nuestro perro, como por ejemplo, debilitamiento del sistema inmunitario, aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la actividad gástrica y mayores niveles de hormonas sexuales.
Ante un pico de estrés, pueden pasar días antes de que estos niveles que se han visto alterados se vuelvan a estabilizar. Debemos tener cuidado si un perro está continuamente estresado, pues podría provocar diferentes problemas de conducta, hiperactividad, estrés crónico, etc.

¿Tiene estrés mi perro?

Podemos encontrar distintos indicadores mediante los cuales podemos identificar que nuestro perro sufre de estrés. Como por ejemplo, sacudirse, bostezar, ladrar frecuentemente, conductas destructivas, etc.

estres en perros

¿Cómo identificarlo?

Existen varios indicadores mediante los cuales podemos identificar que nuestro perro sufre de estrés. Todos ellos han de ser evaluados según el contexto y la situación. A continuación mencionamos algunos de los síntomas:

  • Dificultad para aprender o concentrarse
  • Bostezos
  • Jadeos fuertes y profundos
  • Sed excesiva
  • Ladrar frecuentemente
  • Conductas destructivas
  • Sacudirse
  • Comportamientos compulsivos
  • Mayor frecuencia al orinar
  • Salivación excesiva
  • Temblor
  • Comportamiento excesivo de monta
  • Hiperactividad
  • Automutilación
  • Se rasca
  • Intenta morderse la cola

¿Cómo reducir niveles de estrés?

Para comenzar deberíamos intentar eliminar o evitar el mayor número de situaciones estresantes a las que exponemos a nuestro perro. Sería recomendable buscar una zona de casa que sea silenciosa y tranquila en la que pueda descansar. Realizar salidas por el campo, en las cuales pueda explorar el entorno libremente y a su ritmo, también es una buena opción. Si no tenemos la oportunidad de realizar estas salidas, también podemos dar paseos lo más relajante posibles para nuestro perro, es decir, paseos en los cuales vaya con una correa de 3 a 5 metros y le dejemos olisquear libremente y que dirija el nuestro paseo. Ejercicios que inciten a utilizar el olfato. Las correcciones y los castigos también generan estrés.

Podemos encontrar en el mercado diferentes juguetes interactivos que ayudan a la reducción de estrés. PRECAUCION! Muchas veces utilizamos diversos juguetes con el fin de cansar, relajar a nuestro perro, por ejemplo, la pelota. Al final nos encontramos con un juego contraproducente. Con el que generamos más estrés del que liberamos, ya que produce demasiada excitación. Sería más recomendable realizar diversos ejercicios de estimulación mental.

En estas lineas hemos resumido lo que es el estrés, de que manera puede afectar a nuestros perros, cómo identificarlo y algunos trucos para reducirlo. No obstante, si ves ciertas anomalías en tu perro o ves que le cuesta mucho reducir niveles de estrés. No dudes en consultarlo con algún adiestrador especialista en comportamiento.