cabecerapng

Se acerca el verano y con las altas temperaturas a las que nos enfrentamos cada año, el golpe de calor es uno de los principales problemas que puede afectar a nuestros perros, a veces de una forma irreversible, pudiendoles provocar incluso la muerte.

Hemos de tener en cuenta que el calor afecta a los perros mucho más rápido que a los humanos, el mecanismo que tienen para adaptarse a los cambios de temperatura es muy diferente al nuestro. Durante estas fechas calurosas, tenemos que tener especial cuidado y seguir los principales consejos que a continuación detallamos.

¿Qué puede provocar un golpe de calor en nuestro perro?

Con el calor hay diferentes situaciones que pueden desencadenar el golpe de calor, y que por tanto debemos vigilarlas y tomar diferentes precauciones.  Aunque todos los perros son sensibles a sufrir un golpe de calor, tenemos que cuidar un poco más todos estos detalles cuando tenemos perros mayores o cachorros, perros que tengan problemas como insuficiencia cardiaca y también con  perros que puedan tener problemas respiratorios como por ejemplo los bulldog ingles, bulldog francés, boxer, etc.

Algunos consejos como por ejemplo tener siempre disponible agua fresca y limpia, dejar al perro en una zona amplia, bien ventilada y con amplias sombras,evitar ejercicio durante las horas calurosas podrán favorecer a que nuestro perro no sufra un golpe de calor.

Algunas situaciones que pueden provocar un golpe de calor son los siguientes:

-Altas temperaturas en el exterior.

-Espacios reducidos y/o mal ventilados.

No tener acceso al agua para poder beber.

-Suelos muy calurosos como por ejemplo el cemento.

-Lugares con ninguna o muy poca sombra, como en algunos casos balcones o terrazas.

– Ejercicio durante las horas más calurosas.

– Y sobre todo con la que más hacemos incapié ya que cada verano puede llegar a ser una trampa mortífera para muchos perros es EL COCHE. Dejar al perro dentro del coche expuesto al sol, incluso con las ventanillas un poco bajadas, puede causarle graves daños en 10 minutos y ni hablar si encima están subidas completamente. las ventanillas

¿Cómo detectar un golpe de calor?

El golpe de calor normalmente ocurre cuando la temperatura corporal supera los 42º, algunas formas que tenemos para detectarlo son las siguientes:

Falta considerable de fuerzas.

– Temblores.

– Respiraciones muy rápidas o costosas.

– Aumento del ritmo cardiaco.

– Tambaleo.

Alteracion del color de las encías , pudiendose poner de un color azulado.

Estos son algunos de los principales y más típicos síntomas de que nuestro perro está sufriendo un golpe de calor, cuanto antes actuemos, más facil será que todo se quede en un pequeño susto y no tenga mayores consecuencias.

Consejos de primeros auxilios

En cuanto detectes que tu perro puede estar sufriendo un golpe de calor, si es posible trata de acercarle de inmediato a una clínica veterinaria,.en el trayecto en coche al veterinario podemos seguir los siguientes consejos para que el golpe de calor no vaya a más y favorecer su recuperación.

-Humedecer (sin envolver ni tapar) prioritariamente el cuello y la cabeza mediante paños mojados en agua no muy fria . NUNCA cubrirlo con toallas húmedas.

Pasar un cubito de hielo por las ingles y las axilas.

-Humedecerle la boca, sin forzarlo a beber, y si el perro por su propia voluntad decide beber evitar que beba en exceso.

Es muy importante que aunque observes que el perro está mejor, lo lleves al veterinario lo antes posible, asi el  veterinario lo tendrá bajo control y observación para ver cómo evoluciona.

Consejos para evitar un golpe de calor.

Tener siempre disponible agua fresca y limpia.

– Dejar al perro en una zona amplia, bien ventilada y con amplias sombras.

– Los paseos es recomendable que sean a primera y última hora del día. Durante las horas más calurosas si tenemos que sacarle, que sea en un breve periodo de tiempo, para que haga sus necesidades.

Evitar ejercicio durante las horas calurosas.

– No le dejes en vehículos con plena exposición al sol, por corto que se el periodo de tiempo.

– Intenta darle de comer cuando hayan pasado las horas de más calor.

 

Con estos consejos y un poco de precaución durante estas fechas, nada impedirá que tu y tu perro paséis un gran verano juntos.

Feliz Verano !